miércoles, 9 de septiembre de 2009

Humildad (Lc 1,26-38)


María: veo en Ella la humildad. A pesar de ser la Madre de Dios, sabe y reconoce que todo es obra de Él; Ella sólo es su pequeño instrumento.

Y al contemplarla parece que Dios me dijera:

"Observa los sentimientos y actitud de María y luego compara cuántas veces, por huecas y transitorias situaciones humanas, te creíste por encima de algo o de alguien."

Y entonces le ruego:

"Padre mío, concédeme la gracia de ver todo con la mirada de María, para ser siempre mínima en el rol que me toque servirte y mi único deseo sea ser siempre tu hija pequeña."

Anawin de Jesús

2 comentarios:

  1. LA DELICADEZA Y BUEN GUSTO EN CONTENIDOS E IMAGENES ME ELEVAN ESPIRITUALMENTE...QUE DIOS SIGA OBRANDO EN TU BLOG.MARIA DE DIOS

    ResponderEliminar
  2. Gracias, María de Dios, ora para que el Señor sea servido siempre por nosotras.

    ResponderEliminar