viernes, 4 de noviembre de 2011

Lo decisivo es el amor.
Jesús establece una estrecha conexión entre el amor a Dios y al prójimo. Son inseparables.
No es posible amar a Dios y desentenderse del hermano.
Para buscar la voluntad de Dios, lo decisivo no es leer leyes escritas,
sino descubrir las exigencias del amor en la vida de la gente.
No existe un ámbito sagrado en el que nos podamos ver a solas con Dios;
no es posible adorar a Dios en el templo y vivir olvidado de los que sufren;
el amor de Dios que excluye al prójimo se convierte en mentira.
Lo que va contra el amor, va contra Dios.
José Antonio Pagola.
Jesús:aproximación histórica

2 comentarios:

  1. Si no tengo amor nada soy. El amor verdadero es lo más importante para seguir a Dios, compartir nuestro querer con él a través del amor a todos. Me ha gustado mucho esta entrada. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea. http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar