domingo, 13 de diciembre de 2009

La Regla Carmelita


La norma de vida de San Alberto de Avogadro, dada a los Carmelitas entre los años de 1206 y 1214, y aprobada definitivamente como verdadera y propia Regla del Carmen por Inocencio IV en el año 1247, ha tenido algunas mitigaciones no incluidas en el texto.
La Regla Carmelita afirma que es fundamental: "vivir en obsequio de Jesucristo y servirle fielmente con corazón puro y buena conciencia" (n.2). Para vivir siguiendo las huellas de Jesucristo los Carmelitas se dedican más especialmente a:


-Desarrollar la dimensión contemplativa del ser humano abriéndose al diálogo con Dios  tratarse como hermanos con caridad plena meditar día y noche la Palabra del Señor
-Orar juntos o solos muchas veces al día
-Celebrar cada día la eucaristía
-Trabajar con las propias manos, como el apóstol Pablo
-Purificarse de toda mancha de pecado vivir pobremente, poniendo en común los pocos bienes.
-Amar la Iglesia y a todas las gentes
-Conformar la propia voluntad con la de Dios buscada en la fe con diálogo y discernimiento.


La Regla Carmelita es la más breve entre las Reglas conocidas, y compuesta casi exclusivamente de preceptos bíblicos. Aun hoy es rica de inspiración para la vida.
 Aporte de Laura Farbo

2 comentarios:

  1. ¿Dóde puedo encontrarla completa? Es difícil de seguir, pero siempre leo cosas de Edith Stein y ella hablaba de la regla como algo muy necesario y posible de llevar en una vida normal también.
    Saludos y bendiciones.

    ResponderEliminar