miércoles, 4 de noviembre de 2009

Los caminos del silencio interior


En una conferencia que intentaba describir una imagen del alma femenina que correspondiera a su determinación eterna se mencionaban los siguientes atributos: amplia, tranquila, vacía de sí misma, cálida y luminosa.

Sin duda alguna no se trata de una multitud de caracteres que hayan de ser tomados en cuenta o elaborados individualmente, más bien se refiere a un estado general del alma que, en estos atributos concretos, es contemplada desde diversos puntos de vista.  Ese estado no puede ser elaborado voluntariamente, sino que tiene que ser producido por la gracia.  Lo que nosotros podemos y tenemos que hacer es: abrirnos a la gracia.  Eso significa renunciar totalmente a nuestra propia voluntad, para entregarnos totalmente a la voluntad divina, poniendo nuestra alma, dispuesta recibirle y a dejarse modelar por Él, en las manos de Dios.  Este es el contexto primario que nos permite vaciarnos de nosotros mismos y alcanzar un estado de paz interior.

Sta. Teresa Benedicta de la Cruz ocd (Edith Stein)

1 comentario:

  1. Hola! Cómo estás? Yo te hacía en España!!! Así que sos de baires! Bueno, qué lindo que me cuentes.
    Eso que me dejaste se llama marqiesina en movimiento. Lo postee hace mucho. Podés colocar la palabra "marquesina" en el buscador y sale el post.
    Besos!!! y gracias :)

    ResponderEliminar